Bonos de Casino Online


Lo Mejor Casino Online Español, 300% Bonos En Primer Depósito

 

Caribbean Stud Poker
También conocido como Póquer Caribeño, el Caribbean Stud Poker es una modalidad que surgió de una mezcla entre el póquer tradicional y el blackjack. Todavía, sufrió algunas adaptaciones, ganó nuevos detalles y adquirió reglas bastante propias, que resultan en un juego muy atractivo. Pero la posibilidad de obtener un jackpot (premio que ha sido acumulado durante diversos juegos sin vencedor) es, sin duda, la mayor razón del suceso de Caribbean Stud Poker. Este juego es uno de los más populares en las salas europeas, que se juega como ninguno otro. También en EEUU consiguió una gran legión de fans, que no para de crecer. Esta modalidad del póquer ya es el tercer juego de casino más popular en Norteamérica e uno de los responsables por los mayores premios, incluso más que las ganancias obtenidas con la ruleta. El nombre del juego no equivoca a nadie e revela su país de origen, el paraíso que es la región del Caribe, un local de gran belleza de América Central. Según algunos especialistas, fue en este territorio que nació la modalidad conocida actualmente por sus premios, pero también por la diversión y simplicidad, algo que no es normal en la gran mayoría de los complejos juegos de casino.

 

¿Cómo se juega?
El Caribbean Stud Poker es jugado con un mazo de naipes de 52 cartas. La puntuación de cada una corresponde a su número (2 = dos puntos) y el As puede utilizarse como 1 o 11. Ya las cartas de figuras (K, Q y J) valen el mismo que en las demás modalidades del póquer. Este juego – que tiene en el nombre de la tierra favorita del personaje de cine Jack Sparrow – puede disputarse entre un máximo de siete jugadores sentados (es prohibido jugar de pie). Como en la ruleta, en el póquer caribeño los jugadores no apuestan contra los adversarios pero contra la casa. La mesa de juego tiene siete lugares y en cada gay espacios para la primera, segunda y tercera apuesta (el jackpot). El juego empieza después de realizada la apuesta inicial en la primera casa (el primero espacio). Después de esta acción, los jugadores reciben cinco cartas “cerradas” (hacia abajo), el mismo que el croupier saca para crear su “mano”. Después de entregadas las cartas, una de las que posee el dealer se abre (se muestra a todos los jugadores), una acción para que los jugadores estén seguros de por lo menos una de las cartas del pagador. Terminada la primera etapa, cada jugador tiene que decidir: dobla la apuesta inicial (call) o desiste de su “mano” y pierde el dinero que apostó. Para concluir su decisión, el jugador tiene que poner sus cartas en la mesa e decir “paso” (cuando no quiere jugar más) o colocar sus cartas en el segundo espacio de la mesa (indicado por el distribuidor de juego) y decir “voy”, informando que continuará el juego. En este caso, tiene que añadir, encima de sus cartas, las fichas correspondientes a la duplicación de la apuesta inicial. Después de concluida la primera fase de apuestas, el croupier muestra sus cuatro cartas “cerradas”, ya que la primera ha sido revelada al inicio. La banca sólo continúa el juego cuando tiene al menos As y Rey entre las cinco cartas que posee. Cuando no hay estas dos cartas en la “mano” del croupier, la casa tiene que entregar a todos los jugadores la misma cuantía que ellos han apostado. O sea, un jugador que aposta 100 euros ganará otros 100 euros, quedándose con 200 euros. Todavía, cuando la casa sigue jugando, los practicantes tienen que comparar sus “manos” con la del pagador. Los jugadores con mejore “manos” que el dealer ganarán premios según la correspondencia de valores del Casino para esto juego. Cuando hay empate entre jugador y pagador, las secuencias del póquer tradicional deciden el vencedor de juego. En el póquer caribeño, los participantes pueden quedarse por el juego normal, pero también es posible jugar para un jackpot, o sea, el gran premio acumulado. Cuando el practicante sigue jugando para este nivel, tiene que poner la ficha en el espacio “jackpot”, la tercera “casa” disponible en la mesa. Las ganancias de este acumulado son bastante grandes e siguen la siguiente tabla: Royal Flush (100% del jackpot), Straight Flush (10% del jackpot), Four of a Kind, Full House e Flush (valores fijados para las mesas según el orden decreciente de cuantías: de Póker hasta Color).

 

Combinaciones y cuantías
(De la mejor “mano” para la menos lucrativa)
- Royal Straight Flus (Escalera Real): 10, Valete (J), Dama (Q), Rey (K) y As del mismo palo. El premio de la flor imperial es el valor de la cuantía apostada veces 100.
- Straight Flush (Escalera de Color): cinco cartas del mismo palo, ordenadas consecutivamente. El premio es el valor de la cuantía apostada veces 50.
- Four of a Kind (Póker): cuatro cartas iguales, o sea, con el mismo valor. El premio es el valor de la cuantía apostada veces 20.
- Full House (Full House): dos cartas iguales y otras tres con el mismo valor. El premio es el valor de la cuantía apostada veces 7.
- Flush (Color): cinco cartas iguales del mismo palo, pero no consecutivas. El premio es el valor de la cuantía apostada veces 5.
- Straight (Escalera): cinco cartas secuenciales de palos diferentes. El premio es el valor de la cuantía apostada veces 4.
- Three of a Kind (Trío): tres cartas con el mismo valor. El premio es el valor de la cuantía apostada veces 3.
- Two Pairs (Doble Pareja): dos parejas de cartas diferentes en sus valores. El premio es el valor de la cuantía apostada veces 2.
- Pair (Pareja): dos cartas iguales y tres diferentes. El premio es el valor de la cuantía apostada veces 1.
- High Card (Carta Alta): la carta más valiosa. El premio es el valor de la cuantía apostada veces 1.