Bonos de Casino Online


Lo Mejor Casino Online Español, 300% Bonos En Primer Depósito

 

Banca Francesa
La Banca Francesa es un juego basado en los principios de la roleta europea e norteamericana, pero con muchas adaptaciones e nuevas aplicaciones de las reglas de estos juegos. El principal objetivo de la Banca Francesa es adivinar cuál será el resultado de la suma del coyunto de pintas de los dados lanzados por el dealer. El juego empieza con las apuestas de los practicantes, que pueden elegir una de tres apuestas: “Grande Chance” (en la que la suma de las pintas de la faceta superior del dado es 14,15 o 16), “Pequeña Chance” (en la que la suma de las pintas de la faceta superior del dado es de 5, 6 o 7) o “Chance de Ases” (en la que la suma de las pintas de la faceta superior del dado es 3). Si ninguno de estos resultados sale, el lanzamiento es considerado nulo y el croupier tiene de volver a rolar los dados. Cuando el delaer recoge los dados pero estos no están parados, el jugador que apostó en la combinación que haya salido es el vencedor. Todavía, el dinero de los practicantes que hayan apostado y perdido no es cobrado y las personas se quedan con el valor de sus apuestas.

 

Lanzamientos nulos
Un golpe nulo significa que la jugada que fue ejecutada tiene de ser repetida y no hay ganadores o perdedores. El dinero apostado se mantiene con los practicantes de esa “ronda”, que podrán jugarlo enseguida. Un lanzamiento nulo es: - Cuando el croupier recoge los dados y ellos aún están rodando; cuando los dados tocan en algún objeto o no tienen la faceta inferior completamente apoyada en la mesa; - Cuando los dados saltan de la mesa, tocan en objetos que no pertenecen a la mesa o cuando la superficie de juego tiene algún defecto; - Cuando los dados no están buenos y tienen alguna falla, irregularidad o cuando no se pueden distinguir las pintas nítidamente. En estos casos, los dados son cambiados y anulada la jugada; - Cuando los dados son lanzados pero no están los tres en el copo u cuando alguno de los dados se queda retenido en el copo e no sale para la mesa;

 

Controlo de la mesa, copo e dados
Hay reglas de juego muy rígidas para la Banca Francesa, que existen principalmente para controlar el estado de los objetos y no permitir jugadas irregulares. Así que hay cuidados bastante importantes, como la substitución de los dados a cada hora de juego e su manutención en un estuche propio, utilizado solamente para estos objetos. El tamaño de los dados también es muy controlado. Estos “cuadraditos” no pueden exceder las medidas reglamentares (desde 12 hasta 15 milímetros – máximo e mínimo) y las superficies de los dados no pueden tener colores diferentes. Además, la suma de las pintas de las facetas opuestas solo puede ser siete. El copo es obligatoriamente de cuero e con una forma recurvada e cornea, un poco puntiaguda e con una parte interior estriada. Cuando los dados están rodando en la mesa, el copo tiene que permanecer encima de una superficie de metal. Finalmente, la mesa donde los dados giran (arena) tiene que ser de un material flexible, el edredón de la zona de juego y de las limitaciones de la mesa tienen que ser de la misma textura. El espacio donde los dados pueden rodar tiene que ser visible y distinto de lo demás.

 

Premios y valor de las apuestas
Las ganancias obtenidas por los vencedores de los partidos de la Banca Francesa dependen del tipo de apuesta hecha y no solamente de la vitoria. O sea, el practicante gana cuando adivina la suma de puntos, pero alcanza un premio mayor cuando sale una determinada combinación. Cuando la “chance” ganadora (en la que el jugador apostó) es de Ases, el vencedor ganará la cuantía que apostó multiplicada 61 veces. Cuando la “chace” que sale es la Pequeña o Grande, el vencedor solo ganará el valor igual al que apostó. El máximo que puede apostarse en la Banca Francesa varia de acuerdo con la “chance” jugada. Para la de Ases se puede apostar hasta seis veces el valor mínimo. Si la apuesta es en la “chance” Pequeña o Grande, el jugador puede apostar hasta 200 veces la cuantía mínima.