Bonos de Casino Online


Lo Mejor Casino Online Español, 300% Bonos En Primer Depósito

 

Bacarrá – Punto y Banca/Macao
El verdadero origen de muchas cosas no se puede confirmar y la forma como nació el Bacarrá no es excepción a este facto. También la creación y principio del juego no causan unanimidad, todavía, pueden avanzarse algunos datos que ya han sido confirmados. Según la información que se puede leer en varios libros dedicados solamente a los juegos de casino, el Bacarrá es una adaptación de dos juegos europeos llamados “chemin de fer” (ferrocarril) y “punto banco”. Probablemente fue de la unión de estos que surgió el Bacarrá que nosotros conocemos hoy, que desde hace décadas tomó ese nombre, pero que se llamaba Baccarat, una palabra que deriva de otro antiguo vocablo italiano, “baccara”, que quiere decir “cero” o “nada”, una referencia a la peor “mano” que puede tenerse en este juego.

 

Orígenes del juego
Los primeros partidos de Bacarrá se han jugado muchos años antes de 1940, data en la que los italianos han llegado con este juego a Francia, el país donde el juego ha seducido las personas de las clases más altas. Sin embargo sólo más de cuatro siglos después el Bacarrá se presentó “oficialmente” a los jugadores, cuando en 1959 fue introducido en los casinos de Las Vegas, la “ciudad del pecado”. Fue a este lugar del Estado norteamericano de Nevada que el Bacarrá llegó casi un año después del antecesor “chemin de fer” haber ocupado su posición en las casas de juego. La mayor diferencia entre el Bacarrá y el “chemin de fer” es contra quines se juega. En este último tenemos que enfrentarnos a nuestros oponentes y no a la casa, que es contra quienes tenemos de ganar en el Bacarrá. Todavía, hay algunas personas que defienden la idea según la cual este juego de los casinos de hoy es una variante del “vingt-et-un” (veintiuno), un juego de naipes francés en el que el objetivo es llegar primero a una “mano” de 21 puntos, sin sobrepasar este valor. La similitud del Bacarrá con este juego es que también aquí se tiene de obtener una cuantía fija, pero no excederla. En el caso de Bacarrá el ganador es el jugador que consiga llegar más cercano de una “mano” donde esté la combinación de cartas sea de nueve puntos.

 

¿Cómo se juega?
El Bacarrá es muy fácil de jugar y por eso es uno de los más deseables en los casinos, incluso para los jugadores menos experimentados. Esta modalidad de cartas se juega con seis (mesas simples) u ocho mazos (para las tablas dobles) de 52 cartas que el crupier saca del “sabot” (el mismo que es utilizado en el blackjack). El principal objetivo de los jugadores de Bacarrá es ganar contra la casa, apostando en una de las tres opciones posibles: Banca, Punto u Empate. En la versión básica, el jugador y el banquero disputan el partido, pero sólo uno saldrá ganador. El vencedor es quienes adivine la “mano” que contiene las cartas cuya combinación esté más cercana del nueve. Para esto, el jugador (Punto) debe de optar por una de las tres opciones, después de haber recibido las dos cartas del distribuidor, que entrega también dos cartas al banquero (Banca). Todavía, el jugador es siempre el primero que recibe las cartas, pues cuando las dos que han sido entregues en el inicio del juego tienen, en coyunto, 8 o 9 puntos, el jugador gana automáticamente el partido y no son distribuidas más cartas. Se esas dos cartas no llegan a 8 o 9, el dealer puede sacar una tercera carta para el jugador. Después de esta acción, Punto y Banca vuelven a contabilizar las puntuaciones de sus cartas, ganando el que esté más cercano del nueve. Hay que decir que en Bacarrá el valor de las cartas es definido por el dígito que representa (2 hasta 9) y que las cartas de figuras (J, Q y K) valen cero, así como el 10. Ya el As corresponde a un punto.

 

Proporción de ganancias en las apuestas ganadoras
Cuando la “mano” vencedora (la más cercana de nueve puntos) está en el Punto, el jugador que haya apostado en ella recibirá dinero en una proporción de 1:1. Si la “mano” con la combinación de mayor proximidad es la que tiene la Banca, la proporción de ganancias es igual, pero la casa va a recibir 50 por ciento del premio en todas las “rondas” en las que las dos cartas tienen un total de cinco puntos. Si, al final, Punto y Banca tienen los mismos puntos, el vencedor es el que haya apostado la opción de Empate. Cuando el jugador es el victorioso ganará ocho veces el dinero que haya apostado.

 

Diferentes versiones el Bacarrá
Jugar no es igual en todas las variaciones del Bacarrá, hay diferencias entre cada una de ellas, principalmente con respecto a las reglas de juego. La versión más jugada es el Bacará Punto y Banca/Macao, pero hay también las variaciones de Bacarrá Chemin de Fer, Bacarrá Punto y Banca Simple, Mini-Bacarrá o Bacará Juego Privado (jugado en casa, con amigos). Las discrepancias entre las diferentes Bacarrás son muy pocas, pero hay que estudiarlas, aprender cada una de las versiones y las divergencias que existen en las apuestas, pues en cada variación del Bacarrá la proporción de las ganancias es especifica, por lo que la comprensión de las reglas de juego ayuda los practicantes a ganar los partidos. Muchas de las modificaciones son pequeñas adaptaciones de algunas características del juego, pero pueden alterar bastante las hipótesis de vitoria. Hay que considerar todos los cambios e instruirse en las particularidades de cada versión de Bacarrá. Esta es la única forma de evitar una mala sorpresa, es decir, una gran pérdida de dinero porque se pensaba que solamente el nombre del juego era igual, todo lo demás se mantenía. Esto no es verdad y hay que tener atención a todos los detalles, especialmente cuando se está apostando nuestro dinero.