Bonos de Casino Online


Lo Mejor Casino Online Español, 300% Bonos En Primer Depósito

 

Póker
Este es uno de los juegos donde se pueden sacar los mejores premios. En internet o en casinos físicos, el póker (o póquer) es un juego bastante divertido que puede volverse trabajo, y un empleo de millones de euros. Actualmente hay muchas personas que no hacen nada más que jugar y lo hacen para ganar el sueldo, pues el póquer es su profesión. Estos individuos mejoran sus técnicas de juego e intentar crear estrategias para vencer todos los adversarios. Este es su principal objetivo, ya que sólo estos antagonistas están en su camino hacia el dinero. En los últimos años, el número de jugadores de póquer creció bastante y hay cada vez más profesionales. La información pude buscarse en muchos sitios y en medios diferentes (tele, libros, internet), facilitando el trabajo de los amadores que quieren volverse especialistas. Así que aumentan los practicantes de las diversas modalidades del póquer, mientras que el deporte va ocupando un espacio importante en los media. Las cadenas de tele ya están creando canales específicos y la mayoría de los grandes torneos pueden verse en la tele. El póquer es una actividad de millones de euros y los responsables de medios de comunicación lo han entendido. El resultado son más clientes para la publicidad y, luego, más dinero ganado con este juego y todo eso porque hay millares de espectadores que siguen el mundo del póker todos los días.

 

Historia del póker: ¿cómo empezó?
No es fácil decir cuando nació, pero es cierto que el juego es muy antiguo. Todavía, hay algunos factos que ya están comprobados y pueden avanzarse como verdaderos. A lo largo de miles de años de práctica del juego se ha dicho mucho, confirmado poco, pero hay cosas inequívocas. Según relatos inmortalizados en muchas obras literarias, los salones de Faroeste estarían llenos de personas que practicaban montones de juegos de cartas. Uno de estos era el Five-Card Draw, una modalidad jugada desde 1900. Esta versión era considerada como el mejor juego de cartas de siempre. Todavía, ya en el siglo 12 a. C. había registros de partidos de póquer. Esta información puede comprobarse con los vestigios encontrados en investigaciones arqueológicas, en las que han sido descubiertos objetos similares a cartas de juego. También en el siglo XVI hay pruebas de que los indios ocupaban su tiempo libre jugando cartas, principalmente una modalidad llamada Ganjifa, jugado con 96 cartas. La civilización persa también habrá jugado As Nas, una versión practicada con 25 cartas de cinco palos diferentes. Existen datos que prueban los varios orígenes del póquer, pero la verdad es que el juego de hoy es una adaptación directa del “Poque” francés. El juego antiguo (u las varias versiones viejas) fue mejorado por los franceses, que se han basado en dos juegos alemanes, el Pochspiel y el Blefe Pochen (principios del siglo XVI). Algunos años después, en el siglo XVIII, los ingleses introdujeron diversos juegos de cartas, incluyendo el Faro y Brag, dos modalidades que originaron el Draw y Stud, versiones del póker que siguen jugándose actualmente. Estas dos versiones han ganado fuerza entre los jugadores y fue el juego más practicado por los soldados norteamericanos en la guerra civil del país. Fue durante este conflicto que nacieron algunas de las reglas que hoy se mantienen. El verdadero origen del póker es difícil de identificar y nadie puede afirmar la data en que surgió el deporte. Lo que se puede hacer es mencionar algunas de las épocas en las que hay referencias a juegos semejantes al póquer. Esta es la forma correcta de crear la historia de cosas cuyas datas son desconocidas, citar todas las menciones que se hayan hecho al asunto en estudio.

 

El básico del póker
Como la mayoría de los juegos de cartas, el objetivo principal del póquer es divertir los practicantes. Todavía, el potencial del juego es mucho y los profesionales de las casas de juego lo saben. Así que no tardó mucho tiempo hasta que los casinos empezaron a incluir el póquer en las modalidades de juego. Con la masificación de internet, surgieron las primeras páginas donde se podía jugar póquer, algunos años después del aparecimiento de empresas dedicadas exclusivamente a la modalidad y a la organización de competiciones profesionales. Hay algunas variaciones de póker, pero las reglas básicas son las mismas. Cada jugado tiene que ganar a los demás, construyendo la mejor combinación posible con los puntos de cinco cartas. La tarea puede concluirse con las cartas entregadas al jugador (las que forman la “mano”) y las que el dealer pone en la mesa, que pueden ser abiertas (descubiertas, todos pueden verlas) o cerradas (cubiertas, volteadas hacia abajo). Después de hechas las apuestas iniciales, cada jugador tiene que decidir: cobre la apuesta anterior, pasa o sale del juego. La deliberación debe tomarse dependiendo de las cartas de “mano”. Cuando al final del juego hay varios jugadores, el vencedor es el que posea la mejor combinación de cinco cartas. El póker puede jugarse por el dinero u para divertir, pero es un juego de técnica, pues esta es necesaria para asegurar buenos partidos, o sea, victorias, el objetivo de la gran mayoría de los jugadores. Pero el triunfo solo existe cuando los apostadores tienen una mente entrenada para el juego y para el pensamiento estratégico. El ganador de póquer tiene que ser una persona que sepa hacer bluff y tenga la sangre fría para seguir jugando sin trasparecer las cartas que tiene en “mano”.

 

El mazo de naipes: cartas y palos
Todos los partidos de póquer se juegan con barajas de 52 cartas de los cuatro palos diferentes (corazones, diamantes, picas y tréboles). El valor de las cartas en el juego es el mismo que los números que representan (3 de corazones = tres puntos). La carta más baja y más alta es la misma, el As, ya que puede usarse como uno u once.

 

Combinaciones posibles
(De la mejor “mano” para la menos lucrativa)
- Royal Straight Flush (Escalera Real): 10, Valete (J), Dama (Q), Rey (K) y As del mismo palo. El premio de la flor imperial es 100 veces el valor de la cuantía apostada.
- Straight Flush (Escalera de Color): cinco cartas del mismo palo, ordenadas consecutivamente (por ejemplo: 6, 7, 8, 9 y 10 de corazones). El premio es 50 veces el valor de la cuantía apostada.
- Four of a Kind (Póker): cuatro cartas iguales, o sea, con el mismo valor (por ejemplo: 10, 10, 10 y 10). El premio es 20 veces el valor de la cuantía apostada. Cuando hay varios jugadores con esta combinación, el vencedor es el apostador con la combinación de cartas más altas.
- Full House: dos cartas iguales y otras tres con el mismo valor (por ejemplo: 7,7 y 2, 2, 2). El premio es siete veces el valor de la cuantía apostada. Cuando hay varios jugadores con esta combinación, el vencedor es el apostador con la “mano” de cartas más altas.
- Flush (Color): cinco cartas iguales del mismo palo, pero no consecutivas (2, 5, 6, 7 e J de picas). El premio es cinco veces el valor de la cuantía apostada. Cuando hay varios jugadores con esta combinación, el vencedor es el apostador que tenga la carta más alta.
- Straight (Escalera): cinco cartas secuenciales de palos diferentes (por ejemplo: 6, 7, 8, 9 y 10 sólo de corazones). En esta combinación el As puede usarse como uno u 11, pero la secuencia no tiene que terminar con el As, ya que cualquiera secuencia de cartas es un Straight, no importa cuál es la última (la que cierra la “mano”). El premio es cuatro veces el valor de la cuantía apostada.
- Three of a Kind (Trío): tres cartas con el mismo valor y otras dos cartas diferentes del trío (por ejemplo: 8, 8, 8 + 2 y 5). El premio es tres veces el valor de la cuantía apostada. Cuando hay varios jugadores con esta combinación, el vencedor es el apostador que tenga la quinta carta más alta.
- Two Pairs (Doble Pareja): dos parejas de cartas diferentes en su valor y una quinta carta que no haga secuencia (por ejemplo: 3 y 3 + 5 y 5 + J). El premio es dos veces el valor de la cuantía apostada. Cuando hay varios jugadores con esta combinación, el vencedor es el apostador que tenga la quinta carta más alta.
- Pair (Pareja): dos cartas iguales y otras tres diferentes que no hagan secuencia (por ejemplo: 8, 8 + 2, 5, K). El premio es una vez el valor de la cuantía apostada. Cuando hay varios jugadores con esta combinación, el vencedor es el apostador que tenga la quinta carta más alta.
- High Card (Carta Alta): la carta más valiosa, el último recurso para desempatar un partido. El premio es una vez el valor de la cuantía apostada.

 

Torneos de póker
Hay muchas competiciones de póquer, pero es imposible mencionarlas todas, así que referimos sólo algunas de las más importantes, ya que las demás son variaciones. Normalmente los torneos tienen estructuras iguales y hay pocas diferencias en las reglas de cada uno. Las cuatro competiciones que explicamos abajo son las principales del póker y las más jugadas. Los consejos que dejamos enseguida son una buna ayuda para los jugadores, pues las victorias en las competiciones surgen más veces cuando se conocen las reglas de juego.

 

Free Rolls (o Freerolls). Estas son probablemente las competiciones con los mejores premios y las mayores cuantías. Entrar en estas pruebas es gratuito y no hay tajas de inscripción. El principal objetivo de estos juegos es cautivar más jugadores para el póker, ofreciendo (muy) buenos premios monetarios. Multi-table. Estos torneos tienen generalmente diversas mesas con 9 o 10 jugadores. Después de terminada cada una de las “rondas” (en las que un apostador pierde), las mesas se van sacando para que tengan siempre nueve o diez jugadores cada una. La final empieza cuando sólo una mesa con 9/10 jugadores, que van a disputar el premio(s) final(es). Satélites. La recompensa de estas competiciones no es dinero, pero un billete para un gran torneo. Los jugadores que entran en las pruebas satélites son normalmente semi-pros, que buscan una entrada para el estrellato del deporte. La mayoría de las competiciones satélites permiten hasta diez jugadores, pero hay aún los torneos para 20 apostadores, realizados en ocasiones especiales. Sit and Go (SnG). El nombre de la prueba (“sentar y seguir”) ya dice algo sobre estas competiciones. En estas pruebas no hay inscripción, los practicantes se dirigen a las mesas, toman un lugar y empiezan a jugar. El partido principia con los primeros nueve, diez jugadores que estén en la mesa.

 

Diccionario elementar del póker
En los partidos de póquer hay muchas palabras específicas. Así que es importante esclarecer algunos vocablos utilizados. Para la mayoría de las palabras no hay traducción y normalmente los vocablos originales son ingleses. Los que explicamos enseguida son comunes a los casinos y páginas de internet (aquí los mensajes surgen en botones o cajas bajo la pantalla).

 

All-in: cuando una persona juega todas las fichas que tiene en una determinada “ronda” en una jugada.
Bad beat: cuando pensamos que nuestra “mano” es la mejor y al final perdemos el juego porque otro apostador tenía una combinación más alta.
Big blind: la primera apuesta del partido, obligatoriamente realizada por el jugador a la izquierda del dealer.
Big slick: cuando un jugador recibe un As y Rey en las dos primeras cartas. O sea, de las dos cartas iniciales de “mano” son As e K.
Blind bet: definición de las apuestas obligatorias que el primero apostador tiene que hacer (small blind). El mismo se dice de la big blind (realizada por el segundo jugador).
Boat: el mismo que Full House, que es una “mano” con un trío (Three of a Kind) y otra pareja (Pair) de cartas. Por ejemplo: 4, 4, 4 + J, J.
Bullets: el mismo que big slick.
Call: cuando el apostador paga la misma cuantía que el jugador anterior ha pagado para hacer su apuesta.
Catch: cuando las cartas de “mano” indican una determinada secuencia o combinación, pero la carta siguiente no permite que se haga la secuencia o combinación.
Check: acción de batir en la mesa cuando quiere seguirse en el juego, pero no se cubrirá la apuesta del jugador anterior.
Check raise: cuando se aumenta la apuesta que está en la mesa, cubriendo la cuantía anterior.
Community cards: las cartas cubiertas y descubiertas sacadas por el dealer para la mesa, que el apostador puede utilizar para hacer la mejor combinación posible de cartas.
Flop: las primeras tres cartas que el croupier pone en la mesa.
Fold: cuando el apostador no quiere seguir jugando. En este caso tiene que poner sus cartas encima de la mesa.
Go on tilt: cuando un apostador juega sin pensar y pierde el partido. La expresión aplicase a los jugadores que tienen buenas “manos” pero no obtienen la victoria al final.
Hand: la mejor combinación que puede salir de las cartas de la mesa y las que el dealer entrega a los apostadores.
Hole cards: las cartas “descubiertas” entregadas a cada jugador antes de las apuestas. Estas cartas también se llaman poket cards.
Inside straight draw: cuando tenemos una combinación incompleta porque no poseemos una carta del medio. Esta carta puede ser una de las que están en la mesa.
Kicker: nombre de la carta con el valor más alto que tenemos en un determinado momento del juego. En estas jugadas, el valor del As es siempre 11.
Limping in: cuando un jugador apuesta una cuantía igual al valor del big blinder.
Muck: nombre atribuido a los jugadores que no quieren revelar las cartas que poseen (en el sentido de trasparecer, no de negarse al final del partido en el showdown.
Nuts: cuando se tiene la mejor combinación posible del juego.
Nut flush: el flush con el mayor valor posible, o sea, una “mano” de cartas del mismo palo, que tiene obligatoriamente el As.
Off suit: se dice de una combinación de varias cartas de palos diferentes.
Print cards: las cartas no numéricas o de figuras y del As, o sea, el Valete (J), Dama (Q) y Rey (K).
Pocket cards: el mismo que hole cards.
Pot: la cantidad de fichas acumuladas desde el inicio del juego. En el Pot están las small y big blinds, apuestas que pueden aumentarse a lo largo del partido.
Quads: el mismo que póker (Fourth of a Kind). Se dice de una “mano” de cuatro cartas iguales, del mismo palo o de palos diferentes.
Rags: nombre dado a las cartas más bajas de la baraja, las que podrían no existir y no contribuyen para mejorar el juego de nadie.
Rainbow: cuando existen tres o cuatro cartas de palos diferentes en la mesa. Esta es una referencia a las cartas “descubiertas” sacadas por el croupier.
Raise: apuesta en la que el jugador sobe el valor atribuido por el apostador anterior.
Ring game: mesa donde se pone el dinero de las apuestas y no aquella donde están las fichas de juego.
River: última carta sacada por el dealer. Esta puede ser la tercera (mínimo) o la quinta (máximo), ya que el jugador puede quedarse por las dos cartas o solicitar las cartas siguientes hasta la quinta.
Rock: designación del apostador que juega solamente con las mejores cartas (“manos” de Ases y Reyes).
Semi-bluff: nombre especifico del bluff para las cartas altas, o sea, el que se hace cuando se tiene Valete, Dama y Rey, pero no se posee el As, que haría un Royal Straight Flush (Escalera Real). Esta técnica es buena para los grandes jugadores, pero inútil cuando no se hace correctamente, pues deja una mala imagen de bluff flaco.
Showdown: cuando los jugadores, al final del juego, muestran sus cartas y se confiere el jugador con la mejor combinación de cartas.
Slow playing: otra forma de bluff. Cuando hay un apostador que tiene una buena “mano” pero juega de forma pasiva. Los demás participantes pensarán que aquel tendrá una combinación flaca. En resultado, los jugadores hacen apuestas mayores y aumentan el valor del Pot, que el jugador “pasivo” quiere obtener.
Small blind: jugador que está a la izquierda del dealer y tiene que hacer obligatoriamente una apuesta al inicio (big blind). Cuando la referencia es 15/30, el jugador tiene que apostar fichas entre estos valores.
Stack: número de fichas y dinero que tiene el jugador.
Steal: actitud del jugador cuando intenta ganar a los adversarios después de que hayan hecho el check (acción de batir en la mesa cuando queremos seguir jugando, pero no cubriremos la última apuesta).
Suited cards: conjunto de cartas del mismo palo que no hacen ninguna secuencia o combinación ganadora (leer combinaciones posibles).
Turn: cuarta carta sacada por el dealer. Tiene que ser “descubierta”, o sea, hacia arriba para que todos los jugadores vean su valor.
Under the gun: primer jugador que apuesta después del big blind (la primera apuesta del partido, realizada por el jugador a la izquierda del dealer).
Walk the table: cuando el jugador gana el pot solamente con una carta o con una “mano”, sin utilizar ninguna carta comunitaria.
Yaste: el mismo que raise, o sea, la apuesta en la que el jugador sobe el valor atribuido por el apostador anterior.
Zombie: apellido de los grandes bluffers, los que mantienen sus cartas “ocultas” (no trasparecen el juego que poseen) de todos los jugadores y no muestran las que podrán tener en su “mano”. Estos apostadores también se llaman “insensibles”.

 

Modalidades del póker actual
Hay muchas variedades de póquer, pero las más jugadas son Texas Hold’em, Omaha, Horse y Seven-Card Stud. Enseguida explicamos brevemente estas cuatro: que hay de diferente y cuáles son las principales ventajas, pues sólo conociendo el juego se puede ganarlo.

 

Texas Hold’em. Esta variación es probablemente la más jugada de todas. La modalidad existe en los casinos físicos y en las casas online, sin alteraciones entre las dos plataformas. Además, es uno de los juegos de póker más practicados por los jugadores profesionales en las grandes competiciones como el World Series o el World Poker Tour. El Hold’em es muchas veces el primer juego que los apostadores juegan y que les sigue gustando. Omaha. Esta es una adaptación directa del Texas Hold’em. En esta variación, cada jugador recibe cuatro cartas (hole, las cartas exclusivas del apostador). En la tabla de juego están otras cinco cartas, que el practicante puede utilizar para crear la mejor combinación posible (con las cartas de su “mano”). El objetivo es llegar al mejor conjunto posible de cinco cartas. Horse. Este juego es una mezcla del Hold’em, Razz, Stud, Eight-or-better y Omaha Hi-Low. Jugar Horse no es fácil porque hay muchas reglas particulares e detalles importantes que no pueden olvidarse. Este es un desafío para los jugadores más exigentes, que buscan un duelo estimulante. Stud. El más antiguo de esta “sección” de Stud es el Seven-Card Stud Poker, un juego complejo pero muy divertido para los que practican la modalidad sólo para divertirse. Uno de los pormenores más importantes del Stud es que no hay partido No Limit o Pot Limit, solamente apuestas limitadas (según las tablas del casino donde se juega).

 

Texas Hold’em
El juego no es fácil y ganarlo exige una atención increíble a lo largo de todo el partido. Cada juego tiene nueve o diez apostadores, que van alternando las jugadas según la regla de rotación “in blinds”, o sea, de la derecha a izquierda. Así, las apuestas son mayores y varían entre el blind alto (igual al valor de la apuesta mínima) o bajo (un 50 por ciento del blind alto).

 

¿Cómo jugar?
El juego empieza cuando el jugador recibe dos cartas “cubiertas” (hacia abajo). Después los apostadores siguen jugando desde el participante que tenga el blind más alto. Cada jugador tendrá que subir la apuesta (raise), no jugar (pasar) o igualar (call). Al final de la primera “ronda” el jugador con el blind más bajo tiene que elegir otra vez: sube, iguala o sale del juego. El jugador con el blind más alto puede aumentar su apuesta o quedarse con el valor que tiene, ya que su apuesta es la mayor y, por ese motivo, detiene la cuantía total del pot. Cuando la modalidad del juego es Limit, el máximo de subidas en una “ronda” son tres. Después de terminada la primera “ronda”, el dealer saca tres cartas flop “descubiertas” (hacia arriba). Enseguida empieza otra “ronda” con la decisión del jugador a la izquierda del croupier. Las opciones de juego son las mismas (raise, call, pasar). El juego continúa con una carta turn (la cuarta que el dealer saca, también llamada fourth street). Después empieza otra “ronda” y el croupier pone la última carta (river, quinta o fifth street), que anticipa la oportunidad final de apuesta. Cuando todos los jugadores terminan sus apuestas, el croupier hace la señal de showdown, o sea, es el momento para que los apostadores muestren sus “manos”. Aquí los jugadores ya pueden hacer las combinaciones para obtener la mejor “mano” posible con sus cartas y las de la mesa. El vencedor es el jugador con la mejor secuencia o combinación. Cuando los jugadores utilizan las cartas de mesa, el premio tiene una reducción de un 50 por ciento. Cuando las cartas en la mesa son 10, Valete (J), Dama (Q), Rey (K) y As del mismo palo (Royal Straight Flush – Escalera Real, el mejor juego posible), la cuantía del Pot distribuido por los jugadores que no hayan desistido del partido.

 

Apuestas posibles
Las pruebas de Texas Hold’em pueden jugarse en el módulo de limite, sin límite, limite del pot o Texas mesclado. Limit. El máximo posible para una apuesta es definido al inicio del partido. Durante el juego los participantes no pueden exceder la cuantía establecida. Mixed Texas. Es una modalidad que ya tiene muchos fans porque es la más dinámica. El juego tiene “rondas” de No Limit y Limit, hechas alternadamente. No Limit. En los partidos No Limit no hay una cuantía máxima de apuesta. Los jugadores pueden apostar el valor que desean, cuando lo quieren. Pot Limit. Los jugadores pueden hacer apuestas hasta el valor máximo del Pot. La cuantía de las apuestas no puede pasarse de ese valor.

 

Posibilidades de combinación
Royal Flush (Escalera Real), Straight Flush (Escalera de Color), Four of a Kind (Póker), Full House, Flush (Color), Three of a Kind (Trío), Two Pairs (Doble Pareja), Pair (Pareja), High Card (Carta Alta). Valor de las cartas
A (As), K (Rey), Q (Reina), J (Valete), T (Diez), 9 (Nueve), 8 (Ocho), 7 (Siete), 6 (Seis), 5 (Cinco), 4 (Cuatro), 3 (Tres).

 

Omaha
El jugador que tenga capacidades puede ganar muchos partidos y, claro, bastante dinero. Cuando hay adversarios más desatentos, no es difícil obtener buenas “rondas” y un bueno premio al final de juego. Pero la mayor ventaja de Omaha está en los juegos No Limit, pues sólo puede existir un vencedor, luego el valor del premio no es dividido. También hay el Omahan High-Low Split (Hi-Lo), donde los ganadores son los jugadores con la “mano” más baja y más alta. La versión Pot Limit de Omaha tiene una particularidad que no existe en otros partidos Pot Limit, pues el límite no es de la apuesta mayor del Pot, pero un máximo establecido por el casino. Cuando el participante no es un jugador experimentado, la mejor modalidad es el Pot Limit, pues hay un máximo que no puede excederse. El Pot Limit también es la mejor elección para los viciosos, porque es prohibido sobrepasar el valor establecido.

 

Omaha simple y Omaha high-low
La versión original de Omaha es la más jugada en Europa, principalmente en Francia. Todavía, el Omaha high-low, una variación del tradicional, está cautivando cada vez más jugadores. En este juego, el dealer saca cuatro cartas “cubiertas” para el jugador y el participante tiene que crear la mejor combinación posible de cinco cartas, pero tiene que incluir obligatoriamente dos cartas de su “mano”. Las otras tres pueden ser cartas comunitarias. La única diferencia entre el Omaha y Omaha high-low es la división del premio, ya que en el último caso el dinero es ganado por el jugador con la combinación mayor y el que tiene la “mano” más baja. Todavía el apostador con en Omaha Low no puede tener más que ocho puntos, pues una combinación superior no es válida para el “perfil” del jugador Omaha Low, luego, no ganará el premio.

 

Omaha y Texas Hold’em: las diferencias
Para los practicantes que ya sepan jugar Hold’em, el Omaha simple es el mejor para entrar en el mundo del póker porque hay muchas similitudes entre estos dos deportes. Muchas personas defienden que Hold’em y Omaha son la misma modalidad con diferencias pequeñas. Todavía esos “detalles” son más complejos de lo que aparentan y hay diversas distinciones muy importantes. Las semejanzas entre las dos modalidades son fáciles de identificar pero el que hay que estudiar son las diferencias. Dejamos enseguida una lista con las principales discrepancias entre los dos juegos, pues será más fácil ganar un juego cuando ya se comprende el otro. La unión entre los conocimientos de ambos los juegos es una aventaja que no puede desaprovecharse.

 

- Los jugadores reciben cuatro cartas en Omaha, pero sólo dos en Hold’em;
- La combinación final en Omaha tiene obligatoriamente dos cartas de la mesa. La mejor combinación en En Hold’em puede crearse con todas las cartas de la mesa o ninguna;
- Los juegos de Omaha tienen seis conjuntos de dos cartas. En Texas Hold’em el dealer saca cuatro cartas para cada jugador. Por eso también hay más bluff en esta segunda modalidad;
- El Pot Limit es la más popular de las formas de apuesta en Omaha, pero no en Texas. Este último tiene subidas de apuestas más bajas y hay más hipótesis de varios jugadores con “manos” sin puntos siguieren jugando, confundiendo los que poseen juegos fuertes, que muchas veces desisten porque piensan que hay otros apostadores con mejores combinaciones de cartas (esto es bluff de alta calidad, practicado por los mejores jugadores profesionales).

 

Estas diferencias explicadas son las principales discrepancias entre el Hold’em y Omaha, todo lo demás es igual. Las particularidades que indicamos arriba ilustran solamente la gran similitud de estos juegos. El objetivo es subrayar que el aprendizaje de las dos modalidades es una ventaja para cambiar nuestro juego y perfeccionar las técnicas que utilizamos, mejorando substancialmente el nivel de nuestro juego.

 

Valor de las cartas
A (As o bullet), K (Rey o cowboy), Q (Reina), J (Valete), T (Diez), 9 (Nueve), 8 (Ocho), 7 (Siete), 6 (Seis), 5 (Cinco), 4 (Cuatro), 3 (Tres), 2 (Dos, Duque o Duck – Pato), AA (Pareja de Ases), AK (As e Rey), Q9 (Reina y 9 de palos diferentes), Q9s (Reina y 9 del mismo palo).

 

Horse
El póker exige concentración y atención, pero también suertes. Estos son los ingredientes que crean un buen jugador, especialmente los profesionales que viven solamente del deporte. Todavía, estas personas que juegan al más alto nivel no practican dos o tres modalidades, pero solamente una. De todas las “estrellas” del deporte, ninguna se conoce porque es increíble en diversas variaciones del póker, pues son especialistas en un juego concreto. Esta es la razón por la que muchas personas empiezan por las modalidades donde hay menos profesionales, o sea, eligen versiones del póker con menos expertos y más posibilidades de evolución, como el Horse. Esto juego es una de las variaciones más conocida del póquer y la que tiene más practicantes regulares, principalmente después de 2006, el año en el que empezó a integrar las pruebas del World Series of Poker. Desde esa inclusión hay más jugadores, especialmente en las páginas de internet dedicadas exclusivamente a los juegos de casino. El Horse es una mezcla de varias modalidades y la ventaja de un juego mixto es que el nivel de especialización es menor, ya que el necesario es saber un poco de todas. Esta es una de las mejores características del Horse, uno de los juegos más populares de hoy en el mundo del póker. Los practicantes han aumentado tanto que las páginas de internet de juegos de casino han creado una nueva variación, el Hose, que sólo es diferente del Horse porque no tiene el Stud de siete cartas “descubiertas” (el Razz). Cuando las personas ya poseen conocimientos del póker en general, jugar Horse y Hose es muy fácil. Las reglas de estos dos juegos son adaptadas de los principios básicos, pero con algunas alteraciones, que son introducidas en algunos detalles del partido. El objetivo de regenerar un juego, concibiendo una modalidad con nuevas particularidades resultó y el Horse y Hose han conquistado miles de jugadores en todo el mundo.

 

¿Cómo se juega?
El Horse se basa en muchos juegos y, por eso, una de las esencias de esta versión de póker son las “rondas” jugadas según las reglas de las diversas modalidades que componen su estructura. Así, hay una “ronda” de Omaha, otra de Seven-Card Stud y otra de Texas Hold’em. Los jugadores tienen apostar e hacer sus jugadas, respectando las pautas de cada una de estas modalidades. La secuencia de las modalidades es determinada por el primer juego. Por ejemplo, cuando la ronda inicial es en Hold’em Limit, el siguiente será Omaha alto/bajo, Seven-Card Stud Card, Seven-Card Stud alto/bajo. Después de terminada esta serie, la sucesión empieza otra vez. Todavía, existe siempre un límite de apuesta que no puede pasarse. No importa la modalidad que se juega, pues hay Fixed Limit (límite fijado) y no existe la opción de Pot Limit o No Limit. Esta es otra de las particularidades del Horse y sirve para que los jugadores no excedan demasiado las cuantías de las apuestas en las “rondas” en las que las modalidades no tienen límite en su versión original.

 

Seven-Card Stud Poker
Después de muchas décadas como el juego favorito, el Stud perdió practicantes para modalidades como el Omaha o el Texas Hold’em. La justificación de esta transferencia de jugadores es fácil de comprender, pues el Seven-Card Stud Poker es la variedad de póquer más compleja. La técnica de juego es difícil y para empezar jugando partidos hay que estudiar muy bien las reglas y técnicas del juego. El practicante necesita de bastante tiempo ensayando jugadas poco a poco, pues hay mucho que aprender y eso tiene que ser bien estudiado. La rutina es la única forma de crear buenos jugadores en esta modalidad del póker.

 

¿Cómo se juega?
Los partidos pueden jugarse en la modalidad de apuesta alta y división del premio entre la combinación más alta y más baja. Cuando se juega, el importante es seguir una “línea” de juego dinámica e ir cambiando las actitudes exteriores (las que los otros jugadores ven), pues engañar los competidores es una de las tareas más difíciles pero también la que trae mejores resultados. En Seven-Card Stud Poker los precios de las apuestas son elevados porque las fichas son valiosas, especialmente en los módulos No Limit y Pot Limit. Cuando el jugador no consigue detenerse, la mejor decisión es elegir otro juego y no el Stud, pues esta es una elección arriesgada donde puede desperdiciarse dinero que no tenemos. Los juegos se Stud pueden practicarse con hasta ocho apostadores, porque es imposible un juego bueno y fluyente con nueve o más practicantes. Todavía, mismo con la imposición de ocho jugadores, algunos tienen que perder el partido antes del final, porque no hay cartas para todos los participantes en una disputa última con ocho jugadores, cuando todos llegan al final. Al inicio del partido cada jugador recibe dos cartas “descubiertas” (o sólo una, cuando son ocho jugadores) y una “cubierta” (hacia abajo). Después de esta acción del croupier, el jugador con la “mano” más baja tiene que apostar por primera vez (bring-in). En esta modalidad del póker los Ases valen 11 puntos (no uno) y la apuesta mínima es fijada al inicio del partido. Hecha la primera aposta, las siguientes son de la izquierda a derecha y el primero jugador tiene que apostar el mismo valor que la apuesta inicial (call in), subir la cuantía (raises) o desistir del partido (fold). Esta es la misma decisión que hay que tomar en todas las “rondas” de blackjck. Cuando las apuestas están terminadas, el dealer saca una nueva carta “descubierta” para cada jugador (la cuarta, fourth street). El partido continúa con la jugada del apostador que tiene la mejor “mano”. En este caso todos los jugadores apostarán, pero ninguno es obligado a una apuesta forzada, contrariamente a lo que sucede en la primera jugada de todo el partido. El dealer prosigue con la quinta (fifth street) y sexta “rondas” (sixth street) de cartas “abiertas”. Finalmente el croupier saca la última carta, con la que terminan las hipótesis de apostar. Cuando ya no son entregues más cartas, los jugadores tienen que esforzarse un poquito y recordar algunas de las cartas “abiertas” de sus oponentes. Esta acción es muy importante, complicada, pero puede asegurar una victoria en el partido. La técnica tiene que ser perfeccionada y aplicada en los momentos ciertos. Así se ganan los partidos.

 

Sitio Amigo: Mejores Casinos Online - Guia de Casinos Online Españoles.